Con motivo del fallecimiento de OSVALDO DRAGUN

Hace escasamente un mes tuve el último encuentro personal con Osvaldo Dragún. El último abrazo... sin imaginar que sería el último. Una amistad que había nacido hace más de veinte años, cuando con La Comedia montamos en Campana "El Jardín del Infierno". Sin que uno pueda descifrar las razones, que al fin y al cabo importarían muy poco, había entre nosotros un emparentamiento muy fuera de lo común. Algo que tiene que ver con lo sensible, con la forma de ver el mundo y con los sueños y dolores compartidos. Tal vez fue por eso, que nosotros llevamos a la escena tantas de sus obras. Tal vez fue por eso que un día él quiso conocer Campana, para recorrer juntos las esquinas de sus barrios, contando y recogiendo historias que eran nuestras... que eran suyas.

El año pasado, cuando inauguramos nuestro Teatro del Sol, una pasajera enfermedad le imposibilitó compartir el momento con nosotros. Para el año próximo teníamos un ambicioso proyecto para Campana, que, desde su puesto como Director del Teatro Nacional Cervantes, hubiese sido fácilmente concretable.

La muerte estableció un final. Aunque tal vez, su firme creencia en la reencarnación del alma, nos dé la posibilidad de volver a encontrarlo merodeando el Obelisco de su Buenos Aires querida. En ese caso le pediremos que nos cuente alguna historia nueva o vieja que valga la pena. Pero por si acaso, buscaremos entre las líneas de sus obras, en la exquisita poesía de sus textos, una y otra vez, porque al fin y al cabo, como él lo decía, no somos más que actores, cazadores de estrellas, dispuestos siempre a apostar a la vida y a luchar por la libertad.

El Teatro Independiente Argentino está de duelo.

La Comedia de Campana está de duelo.

Nos quedan los recuerdos, teñidos de nostalgia, de los momentos y sueños compartidos; nos quedan sus personajes, sus enseñanzas... Nos quedan sus historias... Y por encima de todo, el incontenible deseo de seguir contándolas.

Guillermo Rodoni

Junio de 1999

Volver al listado de puestas realizadas